Fundadora

Madre  María Magdalena Guerrero Larraín… una Enamorada de la Sangre de Cristo

Nace en Santiago de Chile, el 20 de Enero de 1846, dentro de un matrimonio con sólidos principios cristianos, morales, espirituales y humanos. Desde niña quiso consagrarse al Señor e ingresa a la Congregación del Buen Pastor en 1866. Toma el hábito de esa comunidad y el 24 de Marzo de 1866, hace su profesión religiosa desempeñándose con admirable espíritu de servicio a sus hermanas.

La Inspiración de San Gaspar del Búfalo, Apóstol y fundador de la Congregación Misioneros de la Preciosa Sangre en Roma, encuentra en Chile el corazón generoso de la joven religiosa María Magdalena,  quien con gran sensibilidad, se siente invadida por una fuerza superior que le pide haga suya esta devoción, la que cultiva en su corazón y hace vida, primero, como Visitadora de la Pía Asociación conocida con el nombre de Beaterio de Santa Ana y más tarde al fundar la congregación de la Preciosa Sangre en Chile en 1887.

Elegida Superiora de la nueva Congregación, pone todas sus energías en continuar la labor que la Iglesia le ha encomendado, dedicándose intensamente a la formación de la nueva comunidad religiosa y a la construcción del templo y del claustro. En el primero, no escatimó esfuerzos, desvelos ni dinero para hacerlo majestuoso, comprometiendo aún los bienes de su familia. En cambio el claustro lo diseñó sin las ostentaciones propias de las mansiones que rodeaban la calle de la Compañía.

Otra de sus importantes obras fue la constante revisión a que fue sometida la primitiva constitución, llegando a la reforma definitiva en 1903, donde se señala los fines del instituto en salud, educación y catequesis.

La Madre Magdalena, fallece el 24 de agosto de 1907, luego de haber sido grandemente probada por el sufrimiento. Sus restos son trasladados al templo el 02 de marzo 1968.

Una semilla que germinó...

ImprimirCorreo electrónico